Estás en experimentos-caseros-ninos apio-en-otro-color Cómo cambiarle el color al apio

Vamos a cambiar de color al apio en este experimento

imagen de Cómo cambiarle el color al apio

Con el experimento del apio colorido puedes aprender cómo se alimentan las plantas, y conocer lo qué es capilaridad. ¿No suena interesante? Para realizarlo no necesitamos de muchos materiales, pero sí será muy divertido y juntos descubriremos el proceso que hacen las plantas para absorber nutrientes. Seguramente tu curiosidad por saber cómo se realiza este experimento haya aumentado, pero vamos por pasos, primero necesitamos saber un poco más sobre las plantas y luego tener muy claros cuáles son los materiales que necesitamos.

Aprende cómo se alimentan las plantas

Antes de comenzar con el experimento y crear un lindo apio colorido, debemos entender qué es capilaridad, y cómo es ese interesante proceso por el cual se alimentan las plantas.

Debes recordar que las plantas necesitan de agua y varios nutrientes para mantenerse con vida. Muchas de estas plantas están en la tierra y absorben agua y minerales constantemente; esto lo hacen por un proceso llamado “Capilaridad” donde van llevando el agua desde las raíces, pasando por el tallo y llegando a sus hojas.

Para que lo entiendas mejor puedes imaginar el cuerpo humano, el mismo está lleno de sangre que pasa por las venas y recorre cada zona. Algo parecido sucede con las plantas y el agua. Y gracias a este experimento podrás comprobar cómo se da este proceso natural. ¡Comencemos!


Imagen de apio-cambia-color

Materiales necesarios

Pide ayuda a un adulto y busca los siguientes materiales para comenzar:

  • 4 vasos de plástico
  • Colorante para alimentos, el color puede ser el de tu preferencia, pero recomendamos uno diferente al verde
  • Agua
  • 4 tallos de apio con hojas. Estos deben ser frescos y no tan oscuros, existen apios claros.

Procedimiento

Una vez que tengas todos los materiales, haremos los siguientes pasos.

Primer paso: Llena los 4 vasos hasta la mitad de agua.

Segundo paso: Agrega varias gotas de colorante a cada vaso.

Tercer paso: En una mesa o tabla de cortar, pon los 4 tallos de apio en orden, es decir, las hojas juntas y los tallos juntos.

Cuarto paso: Pide ayuda a un adulto para que corte los extremos de cada apio. Y verifiquen que cada tallo mida al menos 15 centímetros.

Quinto paso: Pon un tallo dentro de cada vaso y anota la hora en la que lo hiciste.

Sexto paso: Una vez transcurrida 24 horas, podrás ver como las hojas están coloridas. Y para ver cómo el tallo ha llevado toda el agua, debes pedir que lo corten de manera transversal.

Una vez que hagas todos los pasos, verás muy de cerca el proceso de capilaridad que hacen las plantas, esto gracias al calor que has agregado al agua.



Si te ha gustado, quizás te interese: Experimentos caseros para niños

Tumblr
Pinterest

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. OK | Más información