Estás en experimentos-caseros-ninos el-huevo-que-rebota Haz un huevo que rebota

Este huevo saltarín pretende dejarnos boquiabiertos

imagen de Haz un huevo que rebota

¿Qué pasa si dejas caer un huevo al suelo? Probablemente se rompa ¿verdad? ¿Te imaginas dejar caer un huevo al suelo y que este rebote? La verdad es que puede que eso no esté muy lejos de la realidad, en esta oportunidad te enseñamos cómo hacerlo y con materiales que puedes encontrar en casa.

Materiales para hacer un huevo que rebota

  • Un recipiente de vidrio con tapa.
  • 1 taza de vinagre blanco.
  • 1 huevo crudo.

Paso a paso: ¿Cómo hacer un huevo que rebota?

Ahora viene la parte más importante, descubrir cómo hacer un huevo que rebota. El procedimiento es muy sencillo, te dejamos las instrucciones explicadas a detalle para que sea más fácil aún.

  1. Toma el huevo crudo y colócalo dentro del recipiente de vidrio.
  2. Vierte una generosa cantidad de vinagre, hasta que el huevo esté completamente cubierto, luego cierra el envase.
  3. Guarda el recipiente en un lugar donde no reciba la luz directa del sol, y consérvalo allí por 3 días.
  4. Cuando puedas ver a través del huevo, significa que ya está listo.
  5. Saca el huevo del recipiente y lávalo con abundante agua limpia. Frótalo suavemente bajo el grifo para remover la membrana blanca.
  6. Sécalo y listo ya tienes un huevo que rebota.

Imagen de huevo-rebotando

¿Por qué sucedió esto?

¿Te fijaste que al añadir el vinagre comenzaron a aparecer unas pequeñas burbujas? A medida que más y más de estas burbujas comenzaron a aparecer, y con el pasar de los días, la cáscara de huevo se fue debilitando hasta que se disolvió casi por completo. Ahora que puedes palparlo notarás que se siente como si fuera de plástico.

¿A dónde se fue la cáscara de huevo? Aunque parece magia, no lo es. Mira, esto es el resultado de una reacción química que surgió al mezclar el ácido acético del vinagre con el carbonato de calcio de la cáscara de huevo. ¿Te acuerdas de las burbujas? Bueno, esas burbujas son en realidad dióxido de carbono, el resultado de la mezcla entre los dos componentes que mencionamos. Lo que sucedió en pocas palabras fue que el vinagre disolvió la cáscara de huevo.

¡Ahora tienes un huevo que rebota!

¡Déjalo caer y mira lo que sucede! Eso sí, asegúrate de no lanzarlo con mucha fuerza, mira que hiciste un huevo que rebota, no un huevo indestructible.



Si te ha gustado, quizás te interese: Experimentos caseros para niños

Tumblr
Pinterest

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. OK | Más información